BillyCard, la tarjeta de crédito diseñada perfectamente para la generación Z.




Debo ser sincero y admitir que el tema "tarjeta de crédito" me alteraba los nervios, tan solo pensar en pedir 10€ y tener que pagar 25€ ya era una dolor de cabeza. Aunque sabemos que es un mal necesario. Luego de pensar y pensar, decidí hacer research, porque tenía que encontrar en todo el mundo 2.0 una tarjeta de crédito que no se quedara con todo mi dinero a fin de mes.

Una tarjeta que fuese justa, sé que debo pagarla mes a mes y también sé las altas comisiones que representan tener a una de ellas en mi bolsillo. Así que comencé a investigar, a preguntar a mis amigos, a buscar en foros hasta que leí un titular: "Las tarjetas de crédito ya no molan". Inmediatamente sonreí y respondí en mi cabeza: "Es verdad, ya no molan". Acto seguido abrí en el enlace y comencé a leer sobre una nueva tarjeta que llegaba a España llamada BillyCard y donde básicamente no necesitaba historial crediticio, que claramente no tenía y tampoco el montón de documentación que suelen pedir los bancos para terminar diciéndote: "no".


*Básicamente así me veía haciendo research*


Te cuento un poco de mi descubrimiento, BillyCard es una tarjeta que deja atrás el antiguo modelo que conocemos, sus creadores entendieron que ya este es un modelo desfasado y que era hora de evolucionar. 

¿Cómo funciona? Tan solo debes dejar tu nombre, apellido y correo electrónico aquí. Así de simple estarás registrado y serás uno de los primeros en disfrutar de sus beneficios. Obtendrás acceso instantáneo a un crédito de 200€, luego elegirás el día y el importe de tu cuota semanal. Y así le dirás adiós a los intereses y las comisiones de demora. Tan solo pagarás una pequeña cuota mensual en los meses que uses la tarjeta.




Lo que más me gusta de BillyCard es que es una tarjeta de crédito donde tengo el poder, así de simple. Yo controlo que pagar, cuando y como. Además como leí en su blog "Todos merecemos tener una tarjeta de crédito, nosotros queremos que tengas la mejor". Esa frase me encantó porque resume sinceramente lo que estoy buscando. No estoy buscando un crédito gigante el cual tendré que pagar en cinco años, estoy buscando una tarjeta que me pueda resolver algunas situaciones que me surjan en el día a día, alguna compra que necesite hacer en el último minuto o en algún viaje.




Me inscribí hace un par de días y ya me avisaron que estoy pre-aprobado, si al inscribirte aquí dejas de una vez tu autorización de banca abierta, estarás en la parte superior de la lista de espera y muy pronto podrás contarle al mundo lo que mola usar BillyCard.


¿Qué esperas? Si tienes alguna pregunta, no dudes en escribirles aquí. Uno de sus asesores se podrá en contacto contigo y te responderá a todas tus dudas.


Atte. Ostwald Guillén 




0 Comments